ANTE LA EMERGENCIA RESILIENCIA

Flyer Ante la Emergencia ResilenciaOriginalmente se entendió resiliencia como la capacidad de las personas para enfrentar situaciones adversas y superarlas, es decir, que a pesar de sufrir situaciones estresantes no les afecta psicológicamente y saben salir adelante. Actualmente, se enfoca no solo a una condición individual sino grupal y más bien cultural. Mejorar esta capacidad involucra un proceso de aprendizaje como consecuencia del desarrollo de la capacidad para adaptarse y superar la adversidad, siguiendo un proceso que requiere tiempo y esfuerzo utilizando alguna estrategia apropiada, no siempre exenta de obstáculos que afectan el estado emocional. Aplicada a las organizaciones, la resiliencia es resistir a la incertidumbre, a las crisis, a los cambios y situaciones conflictivas aprendiendo de estas experiencias traumáticas como camino hacia el progreso; no solo como alternativa para sobrevivir sino para transformarse y crecer.  El perfil de las personas y organizaciones que ven los cambios como una oportunidad de mejora y generación de nuevos sentidos, es en primer lugar que conozcan y acepten la realidad, lo que se traduce en un liderazgo que ofrece credibilidad informando de la situación real a los demás; en segundo lugar,  aprenden de los errores y de las experiencias porque interpretan los acontecimientos con el lente de un sistema de valores apropiados, estables y compartidos; por último se caracterizan porque utilizan los recursos disponibles a la mano para improvisar orientándose  por hábitos sólidos, que dando margen de autonomía a los colaboradores; asimismo, se busca potenciar a todos en aquellas actitudes y comportamientos que les permitan afrontar con éxito las adversidades, todo ello, genera una ventaja competitiva para la organización.

En tal sentido, uno de los factores más importantes para el desarrollo de la resiliencia es el fomento de las relaciones de solidaridad y compasión que proporcionan modelos a seguir y que genera estímulo y seguridad, contribuyendo a asimilar y superar situaciones adversas. En los barrios del Perú, en épocas de aguda inflación, los pobladores desarrollaron una contagiosa capacidad para resolver problemas relacionados con la falta de recursos sobre todo para el cuidado de la salud; así proliferaron las “polladas” –reuniones donde cada persona abona un monto de dinero por un plato de comida típica reuniéndose los comensales para compartir casi siempre los fines de semana-  con el propósito de  obtener una bolsa de dinero que era dirigido a un vecino o familiar enfermo y carente de recursos; en muchos casos estos actos de solidaridad y compasión generaron modelos a seguir en todo el país que pasaron al olvido cuando la situación del país mejoró desde el punto de vista económico. Otro factor a desarrollar es la capacidad para hacer planes de acción para resolver problemas comunes y seguir los pasos para llevarlos a cabo, tal como sucede cuando pobladores afectados por la avalancha de lodo y piedras que atravesó su ciudad, y ante la inoperancia del gobierno local, planifican una jornada de limpieza de la parte más emblemática de su ciudad y proceden escoba en mano a la limpieza de calles y pistas; también lo percibimos cuando agricultores de un valle ante la escasez de agua y la falta de acción del ente público encargado de limpiar un canal de regadío colapsado, toman sus herramientas y proceden a organizarse para ponerlo en operación con el objetivo de salvar sus cosechas; este es otro factor de resiliencia que puede desarrollarse para estar mejor preparados para situaciones de emergencia.

Considerar a la organización como un sistema de gestión en base a procesos facilita la incorporación de los principales instrumentos para potenciar la resiliencia, como sigue:

  • Construcción de una cultura del reconocimiento de los logros, tolerancia al error y autonomía alineando la misión y los valores en la búsqueda de innovaciones en situaciones adversas.
  • Gestión del talento humano que fomente la transparencia en base a la difusión de la información que ofrezca estabilidad con una delegación efectiva que fomente la confianza en las decisiones del día a día.
  • Procesos flexibles diseñados para asimilar y adaptarse a los cambios del contexto sin afectar su continuidad, permitiendo la asimilación de las soluciones adoptadas por la organización mostrando equilibrio entre las actividades, operaciones y resultados.
  • Aprendizaje continuo y rápido no solo a través de la formación continua del personal sino también en el acompañamiento pertinente promotor del aprendizaje colaborativo; no se excluye el apoyo psicológico cuando se requiera.
  • Identificación de sistemas de gestión derivados de una maduración de la aplicación de los procesos que proporcionan un enfoque sistémico a la organización y configuran una red de información interconectada que permite intercambiar información de manera regular, teniendo su soporte en el sistema integrado de información gerencial y en el sistema de gestión de la calidad.
  • Identificación de las redes sociales informales dentro de la estructura de la organización para ser potenciadas a través de actividades que permitan el fomento de la comunicación informal para generar lazos de amistad y confianza entre el personal.

Las características y los instrumentos que favorecen la resiliencia dentro de la organización obligan al gerente a construir un perfil que lo favorezca siendo consciente de la necesidad de asumir roles, por lo que debe:

  • Identificar y comprender las desilusiones, percepciones y preocupaciones de los trabajadores y asegurarse que las expresen y sean escuchados.
  • Crear un ambiente que favorezca la compresión de los cambios compartiendo la información y fomentando un entorno informado y de unión.
  • Motivar intrínsecamente a los trabajadores mediante la participación en los cambios y en la toma de decisiones por ejercicio de su autonomía y compromiso con el proceso o proyecto.

Asegurando que los colaboradores avanzan hacia el resultado propuesto, motivando un perfil de resiliencia y fomentando un entorno de aprendizaje mediante el acompañamiento continuo en el trabajo.

Comments are closed.