APRENDER A DESAPRENDER Y REAPRENDER

aprender-desapendrer-y-reaprender-1-728Desaprender según la RAE significa “Olvidar lo que se había aprendido”, el objetivo del presente documento es analizar la importancia de este proceso de aprendizaje dentro de las organizaciones que considera el aprendizaje como algo esencial. “El enfoque del desaprender sostiene que no se pueden aprender muchas cosas si previamente no se desaprenden otras, ya que primero hay que desmontar  las ideas, conocimientos, actitudes o habilidades que se tienen, y que son contrarios a lo que se quiere aprender” (Sinapsis consultores).

La necesidad de desaprender surge ante los cambios rápidos y significativos que son una constante a nuestro alrededor y donde muchas veces se tiene que olvidar lo que en alguna oportunidad se consideró como válido; las organizaciones asumen el reto de llegar a ser buenas aprendiendo a hacer cosas nuevas que reemplacen a otras que ya no son válidas para las condiciones de incertidumbre interna y externa nunca experimentadas por la organización. En síntesis, desaprender responde a la obsolescencia del conocimiento para ser reemplazado por otro que responde mejor al cambio acelerado del medio. La obsolescencia en la organización tiene dos caras: por un lado manteniendo conocimiento que ya no es útil porque no produce los resultados propuestos y de otro lado porque dicho conocimiento dificulta la incorporación del conocimiento nuevo dentro de la misma. Este conocimiento no útil y limitante se adhiere a la cultura organizacional vigente residiendo en la organización de diferentes maneras. La clave para que la organización sea capaz de cambiar, es que sea capaz de olvidar lo que saben y crear nuevos conocimientos, nuevas visiones, nuevos modelos mentales; es un proceso de destructor por un lado y creador por otro porque mejora la capacidad de adaptación al cambio mejorando la capacidad de innovación y de creatividad haciéndola más competitiva. Sin este proceso, por un lado destructor y por otro creador, las organizaciones mejoran su capacidad de adaptación al cambio, mejorando su capacidad de innovación y siendo más competitivas. Adaptarse al cambio es fundamental porque aplicamos lo que hemos aprendido de la experiencia dejando al mismo tiempo lo que se ha aprendido en el pasado; aprender y desaprender de forma natural es necesario para el desarrollo de la organización (Carrión M.J 2016).

desaprender-l-1Por otro lado, dentro de la organización moderna se es proclive a la generación de conocimiento y su utilización en forma acelerada y acumulativa, olvidando que también algún conocimiento tiene que ser olvidado, reorientando a la organización en tal sentido. Lidiar con la obsolescencia es un proceso importante en las organizaciones que aprenden siendo el centro del desaprender; es decir, una actividad que gestiona sus conocimientos antiguos y obsoletos en aras a reducir el impacto negativo en la consecución de los resultados esperados. El impacto de la obsolescencia se da cuando el conocimiento nuevo es radicalmente distinto pudiendo afectar la comprensión del nuevo conocimiento en la etapa de planificación y en la etapa de ejecución cuando las actividades y procedimientos están saturados del conocimiento obsoleto se hace difícil aplicar nuevas actividades revestidas del nuevo conocimiento. En este sentido, las organizaciones deben estar preparadas para asumir estos retos derivados del desaprender y entendiendo que son inherentes al proceso de creación de conocimiento organizacional.

La metodología del desaprender consiste en cuestionar aquello que ha sido el fundamento de las creencias y actividades de la organización. La normal es que se crean resistencias a desaprender porque la situación dada es de mucha fuerza para cambiarla ya que las ideas y procedimientos están tan arraigados que mantiene su vigencia; la aceptación del desaprender parte de reconocer que el entorno está en constante cambio siendo este enfoque una toma de conciencia promovido por la Alta Dirección en forma continua demostrando que las soluciones de ayer no necesariamente se aplican a los retos de hoy y que siempre hay formas diferentes de hacer las cosas predicando con el ejemplo como un proceso de aproximaciones sucesivas. La implantación de procesos de mejora son buenos ejemplos de desaprender por aproximación.

Los procesos de mejora continua implican la verificación de lo ejecutado siguiendo las líneas de autoridad y la revisión o auditoría de calidad a través de auditores externos a la unidad operativa. Estas tienen por objeto implicar a la organización a través de su sistema de calidad en relación con la aplicación de las actividades de los procesos que pueden incluir la superación de la obsolescencia de algunas actividades de los procesos. Al mantener el seguimiento de los resultados de las auditorias para la mejora se estará siendo persistentes en la instalación de un nuevo conocimiento dejando atrás aquellos que se consideran obsoletos.

 –

DATOS BIBLIOGRAFICOS

  1. Albarracín S. (2014) Aprendiendo a desaprender. Blog, Gestión del Conocimiento. Disponible en: http://comunidad.ainia.es/web/ainiacomunidad/blogs/gestion-del-conocimiento/-/articulos/2vMk/content/aprendiendo-a-desaprender
  2.  Carrión M, J, (2016 ) La clave del cambio y la innovación: desaprender la empresa. InQUALITIS. Disponible en : http://inqualitas.net/articulos/10723-la-clave-del-cambio-y-la-innovacion-desaprender-la-empresa
  3. Sinapsis. Perfiles Y Rastros. Disponible: https://www.google.com/search?q=aprender+y+desaprender+en+la+organización&client=firefox-a&rls=org.mozilla:es-ES:official&channel=sb&s

Escrito por Julio Dominguez G.

Julio Dominguez G.

Comments are closed.