EXPECTATIVAS PARA DIFUNDIR TEMAS GERENCIALES

PASTILLAS GERENCIALES - GrandeVamos avanzando semana a semana desde hace un año con temas de gerencia, en el entendido de que los gerentes y ejecutivos están para tomar decisiones cumpliendo con aplicar tales ideas a los desafíos del complejo mundo en que viven. Todo ello, en razón de que una gerencia más eficiente y un liderazgo más ético en las diversas organizaciones de la sociedad tanto en las empresas, gobierno, en las organizaciones sin fines de lucro y en las instituciones educativas, entre otras; redundaría en avances para una mejora de la sociedad en su conjunto. Se trata de inspirar a este grupo humano cuyo tema es la toma de decisiones, exponiendo ideas de muchas personas que en el mundo se han dedicado a enseñar y escribir sobre gerencia, especulando que de alguna manera tales formas de pensar, a través de nuestros lectores, podrían servir para transformar organizaciones enteras.

La metodología utilizada no es solo de plantear y difundir unos contenidos como divulgación de conocimientos, sino de establecer en el imaginario de cada lector un espacio de creación de conocimiento, estimulando que se prueben los aspectos gerenciales que se promocionan desde el ámbito particular de cada participante como laboratorio de prueba de un sinnúmero de percepciones acerca del capital humano, los propósitos organizacionales, la estructura, el poder, los objetivos, la innovación, la calidad y muchas cosas más.

Se trata de que cada lector interiorice un laboratorio de aprendizaje para su beneficio, al no haber tenido la oportunidad ni el privilegio de contar con maestros de talla mundial que brinden orientaciones personalmente; se trata de trasmitir la importancia de sus enseñanzas promoviendo gerentes eficientes y líderes éticos; en otras palabras, gerentes que no solo se desempeñen bien, sino que hagan el bien comprometidos con el bien común.

La piedra angular del gerente es la compresión de lo que realmente es el objeto o materia de su trabajo gerencial ya que no puede ser un todista; por lo tanto, debe centrarse en ello excluyendo actividades no esenciales que no apunten a su meta; significa que debe decidir qué es lo que quiere y luego mantenerse en las actividades que dan soporte a las metas relacionadas con dicho centro de interés. Ensayar una gran variedad de experiencias no resaltan el verdadero interés y acaba por comunicar una vaguedad de conocimientos dentro de las actividades que realiza. Se debe decidir sobre lo que se quiere y luego mantenerse en las actividades que dan soporte a dicho eje central. Saber cuál es nuestro “negocio” es importante porque nos permitirá concentrar esfuerzos en las actividades vinculantes.

Otro aspecto a considerar para un eficiente desempeño gerencial, es tener en mente los supuestos que nos gobiernan dado que siempre debemos cuestionarlos ya que muchas veces tales creencias y comportamientos los aplicamos básicamente de la misma manera, llevándonos a rutinas que pueden conducirnos a error; por ello hay que despejar sospechas y analizar aquello que la rutina hace que nos comportemos de una manera uniforme y previsible. Se aprecia muchas veces que la cultura del trabajo autónomo puede quedar sentada en el trabajo de un gerente y por ello no consulta con sus pares o con su superior algunos detalles que requieren mayor análisis: hacer lo contrario lo llevará a consultar algunos aspectos de su trabajo que normalmente no tendría por qué hacerlo; de esta  manera, estaría actuando contra un supuesto establecido en la gerencia moderna pero que le podrían generar grandes satisfacciones porque mostraría una preocupación sincera por el futuro de la organización. Muchas cosas que se hacen y que se toman como ciertas por efecto de la cultura imperante, puede resultar falsas e imprecisas, por lo menos en algunos casos concretos; esto llevaría a decisiones gerenciales deficientes e inclusos erróneas. La idea es considerar que no todo es cierto y que existen probabilidades de que algo sea erróneo así haya un consenso de que sea cierto. Es por ello, que el análisis de los supuestos es otro de los elementos esenciales para la gerencia tanto como saber cuál es el área en que uno quiere desarrollarse. Lo que creemos de una idea o pensamiento es importante porque nos orientan en nuestras acciones y toma de decisiones; el hecho de que estos se tomen como ciertos, complica las cosas; de allí el peligro de tomar decisiones aceptando los supuestos como datos ciertos y absolutos

En tal sentido, las “pastillas gerenciales” que difundimos son supuestos, y por lo tanto, ideas que deben ser probadas al crisol de la práctica gerencial estableciendo la confiabilidad de sus fuentes y esto se obtiene reuniendo información y datos que confirmen lo expuesto. Con tal información, es posible llegar a la fuente definitiva ya que se empieza por lo más genérico y se sigue investigando hasta llegar al núcleo, causa o fuente definitiva. El gerente como tomador de decisiones debe analizar la fuente y determinar la confiabilidad y validez llegando hasta la fuente primaria de las cosas, ideas o temas que se le presentan.

Además de saber lo que queremos y manejar debidamente los supuestos, las “pastillas gerenciales”, también tienen la expectativa de contribuir a abordar las situaciones con seguridad, ya que un gerente debe mostrar seguridad al tomar las decisiones. Desarrollarse para abordar las situaciones con seguridad es un proceso que se logra poco a poco asumiendo todo tipo de responsabilidades como un entrenamiento permanente y siendo un voluntario dentro de la propia organización. Cada colaboración es una oportunidad para entrenarse en los temas que nos llama la atención. Conforme se van aplicando los conocimientos se irá acumulando pericia en lo que se hace. Si se dedica a apoyar en temas gerenciales, lógicamente la pericia que se logre será en dicho campo. Es difícil lograr la pericia únicamente desde la educación formal; en nuestro caso se propone lograrlo a través de la práctica del voluntariado en las múltiples actividades que se ofrecen dentro de la organización.

En síntesis, estas “pastillas gerenciales” tienen la expectativa de ayudar a los gerentes de cualquier nivel, a centrarse en su propio negocio de toma de decisiones en aspectos concretos de la cultura de la organización en la que no solo invierte sus propios recursos intelectuales, sino los de la organización; guiarlo en temas que cuestionen los supuestos que se toman como ciertos en la organización, retándolos a que se determine su fiabilidad y validez para que con ello muestre seguridad en el desempeño de su cargo con lo cual crecerá el mismo y hará crecer a la organización.

Escrito por Julio Dominguez G.

Julio Dominguez G.

Comments are closed.